Beijing no olvida lo sucedido en Múnich 1972

En el acto de Beijing se recordó a las víctimas de la matanza de Múnich en 1972

En el acto de Beijing se recordó a las víctimas de la matanza de Múnich en 1972

Con una organización que estuvo a cargo de la Embajada Israelí en esa ciudad y con la colaboración del Comité Olímpico de Israel, las prestigiosas instalaciones del Hotel Hilton fueron la sede para que cientos de personas, incluyendo altos cargos de las diferentes delegaciones atléticas y el Ministro de Ciencia, Cultura y Deporte, Raleb Majadele, recordaran y rindieran homenaje a los caídos en una tragedia que aquel fatídico día enlutara el deporte mundial. Juan Antonio Samaranch, Presidente del Comité Olímpico Internacional entre los años 1980 y 2001, y Alex Giladi, Delegado Israelí de la misma institución, también estuvieron presentes.

Se convirtió en tradición
Este tipo de ceremonias conmemorativas se llevan haciendo en todos los Juegos Olímpicos que tuvieron lugar luego del trágico incidente, aunque en esta particular ocasión, Samaranch ofreció un más que emotivo discurso que sugería mantener viva la memoria de estos atletas y recordaba que esta masacre había significado “el momento más oscuro en la historia de las competiciones olímpicas”.

Exigen un reconocimiento
Anki Spitzer e Ilana Romano, dos de las mujeres que quedaron viudas después de este lamentable suceso, han intentado persuadir en el pasado a las autoridades del Comité Olímpico Internacional para que sea construido un monumento en la ciudad que alberga la Villa Olímpica, sin obtener ninguna respuesta positiva. Lo único que se les prometía era celebrar las ceremonias venideras bajo la bandera que identifica a los Juegos Olímpicos.

Además, señalando más demandas sentadas desde hace varios años ante el mencionado Comité, Ilana dijo en esta ceremonia conmemorativa: “Los hijos, esposos y padres que fueron asesinados aquella madrugada en Munich no eran turistas ni transeúntes. Eran una parte importante de la familia olímpica, la misma que se niega a reconocerlos”.

Lo rescatable
Pero los Juegos Olímpicos de 1972 también son recordados por increíbles hazañas deportivas: El nadador estadounidense Mark Spitz fue capaz de llevarse siete medallas de oro batiendo siete records mundiales en el camino; el finlandés Lasse Viren pudo recuperarse de una aparatosa caída sufrida a la mitad de la final de los 10.000 metros, para terminar llevándose el oro y batiendo el record mundial; la alemana Liselott Linsenhoff, que se terminó convirtiendo en la primera mujer en ganar el oro en competencias ecuestres; la soviética Olga Korbut, que brillara con luz propia en las competencias de gimnasia para conseguir llevar a su equipo a la victoria; etc.

Aún así, la tragedia acaecida en la “ciudad de la cerveza” llenó de tinieblas unas Olimpiadas en las que se batieron casi todos los records mundiales.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies