¿Quieres bajar tus pulsaciones?

Una gran mayoría de personas se inician en la práctica de correr habitualmente por prescripción médica, para perder perso o incluso por gusto, presentando una gran inquietud por el número de pulsaciones que tienen y cómo hacer para bajarlas a través de un entrenamiento constante.

Durante los primeros días, al usar por primera vez un pulsómetro, comprueban que sus pulsaciones se disparan al comenzar a correr, manteniéndose durante un tramo de la carrera. Debemos ser conscientes que el número de pulsaciones disminuye, conforme vayamos mejorando nuestra forma física y aumentando nuestra capacidad de resistencia al correr, debiendo armarnos de paciencia y constancia hasta ver que comienzan a disminuir. Nadie ha comenzado corriendo un ultramaratón.

Pulsómetro

Pulsómetro

Se puede llegar a la conclusión que si seguimos unos consejos fundamentales veremos como nuestra forma física mejora al bajar el número de pulsaciones:

Es aconsejable que durante las primeras sesiones se realicen a baja intensidad sin obsesionarse por el ritmo, tan solo disfrutando de correr.

• Deberemos evitar permanecer durante mucho tiempo por encima del máximo nivel de pulsaciones, que descubriremos realizando un test de esfuerzo en un especialista de medicina deportiva. Existe una fórmula, relativamente fiable que es 220-edad= número de pulsaciones máximas.

• Durante 5 minutos cubre la máxima distancia que puedas. Mide la distancia recorrida. Descansa durante 5 minutos y vuelve a correr el mismo recorrido, pero esta vez un 20% más despacio. Descansa 30 segundos y vuelve a empezar.

• Ahora corre al 100% de tus posibilidades durante 4 minutos, descansa otros 4 minutos, anota la distancia y vuelve a correrla, pero un 15% más despacio. Descansa 45 segundos y vuelve a empezar.

• Corre durante 3 minutos a tu máxima potencia, descansa 3 minutos y vuelve a recorrer la misma distancia un 10% más despacio. Descansa 60 segundos y vuelve a empezar.

• A tope durante 5 minutos. Descansa otros 5 minutos y vuelve a correr la misma distancia un 5% más despacio. Descansa 2 minutos y medio y vuelve a empezar.

• Por último, ponte a tope 3 minutos, descansa otros 3 minutos y cuando estés recuperado vuelve a correr la misma distancia un 5% más despacio.

De la misma forma, que en el calentamiento bajar de pulsaciones lo debemos considerar una parte esencial a la hora de terminar con nuestra sesión de entrenamiento, debiendo trotar relajadamente unos cinco minutos al final del entrenamiento, volviendo a la calma.

1 comment

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies