Aprende todo sobre el esguince de rodilla

Muchas son las lesiones a las que nos enfrentamos los deportistas, sin embargo, las partes del cuerpo que más sufren suelen ser las articulaciones.

Guía práctica sobre el esguince de rodilla

Guía práctica sobre el esguince de rodilla

Dentro de estas partes, las rodillas soportan todo nuestro peso y muchos golpes y movimientos. De ahí surge la importancia de una buena recuperación en caso de padecer un esguince de rodilla.

Qué es y causas

La articulación está sujeta por cuatro ligamentos: cruzado posterior, cruzado anterior, colateral lateral y colateral medial. Dado que los ligamentos cruzados son cortos y poco flexibles, solo se pueden romper, no se habla de esguince. Por tanto, un esguince de rodilla se produce cuando uno de los ligamentos colaterales (o ambos) sufre una distensión que produce la rotura parcial o total del mismo.

La distensión que afecta a los ligamentos y produce el esguince puede estar causada por movimientos bruscos, por no haber calentado adecuadamente antes de hacer deporte, una mala flexión al saltar, una acción de extender la rodilla inadecuada o, incluso, un golpe directo en la articulación.

 

Los signos de que podemos tener un esguince de rodilla, a parte del dolor obvio, suelen ser el movimiento extraño por la falta de sujeción, inflamación, hematomas y un crujido al andar.

Tipos y tratamiento de un esguince de rodilla

Dentro de los esguinces de rodilla hay varios tipos según, como hemos dicho, si la rotura es parcial o total.

El de grado I se da cuando las fibras rotas del ligamento son pocas (un tercio o menos). En este caso, el tratamiento de tres o cuatro semanas suele ser una rodillera articulada y tomar antiinflamatorios y aplicar hielo para bajar la hinchazón.

El de grado II se produce cuando se han roto entre uno y dos tercios del ligamento.  Hay que inmovilizar la rodilla durante, mínimo, un mes. La inflamación se trata de la misma forma que el anterior y el médico puede recomendar fisioterapia al retirar la venda.

Por último, el grado III es más grave porque implica la rotura total del ligamento. Es necesaria una operación y rehabilitación posterior: mínimo 8 semanas de baja.

Foto | Fotolia.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies