Cítricos, claves para un entrenamiento sano

Cítricos, claves para un entrenamiento sano

Cítricos, claves para un entrenamiento sano

La dieta de un deportista debe ser rica en hidratos de carbono o azúcares, ya que constituyen una fuente muy importante de vitaminas y minerales, disminuyendo además el consumo de grasas y proteínas. Cuando hablamos de azúcares, obviamente no lo hacemos de los refinados como pasteles, galletas, golosinas... que aumentan el nivel de calorías y grasas, sino que hacemos referencia a la fruta.

Una de las más importantes son los cítricos, en sus múltiples variantes: mandarinas, naranjas, pomelo, etc. , especialmente en esta época en la que llega el frío, ya que aportan gran cantidad de vitamina C.

La fruta, alimentación básica para nuestros músculos

Si vamos a realizar el entrenamiento durante la mañana hemos de tomar, además de un desayuno que cuente con cereales y muesli, frutas. Aunque lo ideal no es tomar las comunes, las que encontramos en cualquier supermercado, sino frutas ecológicas que no han sido sometidas a tratamientos con productos que puedan dañar su composición y por tanto el beneficio que nos provoca.

Hace poco ya os hablamos del caso de Fruiting, una empresa de cultivo ecológico y respetuoso con el medio ambiente. Debido a que, por desgracia, no es muy común encontrarnos frutas ecológicas en nuestra frutería habitual, estas iniciativas son una de las mejores opciones para comprar este tipo de fruta, ya además que no solo cuida la fruta en su cultivo, sino en su recolección, conservación y en la manera de enviar a sus clientes las frutas, en 24 horas y con todas sus propiedades.

Fruta ecológica que no pierde sus propiedades

Si por el contrario el entrenamiento es por la noche, lo ideal es tomar a media tarde un par de piezas de fruta, a ser posible ecológicas como comentábamos anteriormente,  y de ese modo aportar la cantidad necesaria de glucosa para nuestros músculos.

La capacidad del músculo para recuperar glucógeno alcanza el más alto nivel en la primera hora justo después de realizar cualquier ejercicio físico, por lo que se debe dejar pasar algo de tiempo e ingerir hidratos de carbono durante la primera hora, especialmente si el entrenamiento se lleva a cabo todos los días e incluso dos veces diarias.

Por eso resulta tan importante a la hora de establecer una rutina de entrenamiento que el consumo de frutas sea de manera constante, así conseguiremos cuidar nuestros músculos y alcanzar el máximo nivel en nuestros entrenamientos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies