¿Sabes afrontar una carrera?

La carrera por la que tanto has luchado, está apunto de comenzar, los nervios se apoderan de todo tu cuerpo, la noche anterior seguramente hayas estado sin poder dormir, dando vueltas a cómo afrontar la carrera. No te preocupes, te vamos a intentar ayudar a definir tu estrategia a seguir para conseguir tu objetivo.

Captura de http://es.competitor.com/es/madrid/madrid-splash/ sigue una estrategia para conseguir tu maraton

Captura de http://es.competitor.com/es/madrid/madrid-splash/ sigue una estrategia para conseguir tu maraton

Es fundamental, antes de plantear la estrategia, diferenciar entre carreras cortas y carreras medias y largas, para saber como deberemos afrontarlas, siempre teniendo en cuenta que los días anteriores nuestro entrenamiento deberá estar basado en el “tapering”, siendo conscientes que los últimos días apenas ganaremos mejoría por más que entrenemos, pues el secreto está en la constancia de haber seguido nuestro plan de entrenamiento.

• Carreras cortas: pueden ser consideradas las que van de 5 a 10 kilómetros. Lo ideal para este tipo de carreras es comenzar rápido e ir regulándose, siempre y cuando el terreno sea propicio para ello.

Para frontar este tipo de carrera, deberemos calentar muy bien, puesto que desde el primer minuto saldremos a tope, pudiendo provocarnos alguna lesión en caso contrario.

Intentaremos a salir a un ritmo superior al ritmo objetivo, no pudiendo aguantar aguantar todo el tiempo este ritmo, intentado ir a ese ritmo durante los primeros kilómetros para luego bajar e ir a al ritmo objetivo, llevando un agradable colchón de tiempo ganado durante los primeros kilómetros.

• Carreras medias y largas: en este grupo podríamos incluir desde carreras de tipo medio maratón y maratón, debiendo correr al ritmo objetivo desde el principio.

Esta estrategia es la más utilizada, por tener la ventaja de comenzar a un ritmo más cómodo, regulando nuestras fuerzas, que seguramente nos harán falta para completar nuestro objetivo, pudiendo forzar un poco más en la última parte de la carrera en el caso de vernos con fuerzas suficientes.

Existen además otros tipos de estrategias para afrontar una carrera, entre las más conocidas, se pueden distinguir:

• Variando el ritmo: hay muchos corredores, que normalmente les cuesta mantener el mismo ritmo durante mucho tiempo. Es cierto que este tipo de estrategia consume más energía que manteniendo el mismo ritmo durante todo el tiempo, pero también hay que reconocer que es mucho más entretenido.

• Comenzar despacio y terminar rápido: este tipo de estrategia es óptimo para correr carreras como entrenamiento, o bien cuando las condiciones climatológicas sean adversas.

Ahora, que sabes el tipo de estrategias para afrontar una carrera, el que eliges eres tú.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies