30/30: Un plan para empezar a correr

El 30/30 es una manera de programar un entrenamiento exigente y duradero

El 30/30 es una manera de programar un entrenamiento exigente y duradero

Hay ocasiones en que de la noche a la mañana nos hacemos un plan de entrenamiento exigente y pasamos los siguientes días completándolo. Desafortunadamente, el entusiasmo dura poco y al cabo de pocas sesiones uno termina por abandonar la meta que se había trazado.
Ahora bien, está comprobado que en la mayoría de los casos esto sucede por intentar abarcar mucho terreno en poco tiempo, es decir, por querer correr antes de caminar. Por tanto, es importante que empecemos de menos a más y para ello, te presentamos este plan que seguramente será de tu agrado.

¿30/30?
Pues el 30/30 como se ha mencionado antes, quiere decir treinta minutos de ejercicio durante los primeros treinta días. Ésta es una rutina ampliamente utilizada por entrenadores alrededor del mundo y destinada especialmente, a los que recién se inician en este deporte.

¿En qué consiste?
Simple: Sal de tu casa y corre los primeros 15 minutos en una dirección, luego date la vuelta y corre los siguientes 15 en la dirección opuesta, para llegar al lugar de partida: 30 minutos en total.
Durante los primeros 10 minutos de esta rutina es obligatorio que no corras: Sólo camina; Durante los últimos 5 minutos de la misma, deja nuevamente de correr y camina hasta el punto de inicio.
En medio de estas dos paradas, es decir en los 15 minutos restantes, tú eres libre de correr a paso lento o a paso rápido, con la única condición de que lo hagas tranquilamente y no te exijas demasiado.

Se recomienda
A continuación una sugerencia para empezar a afrontar estos quince minutos de carrera: Corre por 30 segundos, luego camina hasta que te sientas recuperado. Corre nuevamente durante treinta segundos más y luego camina de nuevo. Corre, camina; Corre, camina.
Una vez que te hayas acostumbrado a este ritmo, te sentirás mucho mejor corriendo y caminando: Idealmente, debes llegar a alternar el correr y el caminar cada 30 segundos.

¿Por cuánto tiempo?
Sigue esta rutina de 30/30 por treinta días. Si tienes continuidad en esta modalidad, es decir, si estás dispuesto a hacerlos todos los días, puedes completar esta fase en un mes. Si lo haces un día si y al siguiente no, te tomará dos meses.

La idea no es hacerlo lo más rápido que puedas. Lo que se busca con este 30/30 es que empieces a escuchar lo que tu cuerpo dice: Toma el tiempo que consideres estrictamente necesario para completar esta rutina.
Cada uno de nosotros tiene una habilidad diferente para adaptarse al ejercicio, pero cuando estamos empezando, es mejor ir de menos a más.

¿Qué viene luego?
Si nos comprometemos a hacer esta rutina diariamente, terminaremos el mes listos para empezar a aumentar la distancia: Seguidamente podemos fijarnos la meta de correr un espacio comprendido ente 1 y 2 millas pero bajo el mismo patrón, es decir, alternando el correr con el caminar.
Una vez que tengamos dominado este segundo ejercicio, estaremos listos para entrenamientos más exigentes.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies