Beneficios del entrenamiento funcional

Algunas veces corremos el riesgo de perdernos en todo un laberinto de diversos tipos de entrenamiento para ponernos en forma o recuperar la forma física después de una época de relax. No hay que desesperar. Puedes oír todo tipo de comentario sobre cuál es el mejor método de entrenamiento y lo que te conviene hacer o no. Un sistema sencillo de practicar deporte sin perdernos es realizar un entrenamiento funcional como base de nuestro ejercicio.

El entrenamiento funcional es un tipo de ejercicio que cuenta cada vez con más adeptos gracias a su sencillez y rapidez y a las ventajas que aporta a nuestro entrenamiento. Ni siquiera es necesario dedicarle mucho tiempo diario por lo que si estás muy ocupado en tu día a día, no te restará mucho espacio de tiempo.

Beneficios del entrenamiento funcional

Mejora la movilidad y flexibilidad

El entrenamiento funcional se basa en ejercicios cortos e intensos que permiten un desarrollo integral de nuestros músculos haciéndolos más flexibles, ágiles y proporcionan una mayor coordinación y equilibrio a nuestro cuerpo. Este tipo de entrenamiento concibe el cuerpo como un todo único no separando los ejercicios en función de las distintas partes del cuerpo que queremos trabajar. A diferencia de la musculación que se dedica a trabajar cada músculo por separado. Además, nos ayuda a evitar lesiones.

Quema grasas

Un buen entrenamiento debe estar orientado a que nuestro cuerpo elimine el exceso de calorías y grasas que disminuyen su efectividad y afectan a nuestro sistema cardíaco. Uno de las principales causas de accidentes cardíacos es el exceso de grasas. Gracias a la intensidad del entrenamiento funcional, seremos capaces de reducir este riesgo.

El entrenamiento funcional es integrador y divertido

Se trata de un entrenamiento que puede ser practicado por un conjunto de personas lo cual lo hace más divertido y ameno favoreciendo el esfuerzo compartido lo que hace el ejercicio más llevadero. Se pueden usar cuerdas y sogas para realizar estiramientos, jugar con balones medicinales, realizar saltos, utilizar escaleras o un circuito con simples conos.

youth-570881_640

Es beneficioso para nuestra rutina diaria

En nuestro día a día, podemos llegar a pasar mucho tiempo en posturas que no son nada cómodas, ni beneficiosas para nuestro cuerpo. Una mala postura al dormir, muchas horas sentados en nuestro puesto de trabajo con el cuerpo en tensión, un trayecto en autobús o metro. El entrenamiento funcional de nuestros músculos nos permite que nuestro cuerpo cuente con mejores armas para luchar contra el enemigo invisible de las malas posturas.

Para todos los públicos

Aunque existan multitud de entrenadores y deportistas famosos que pregonan los beneficios para el deporte de alto nivel de este tipo de entrenamiento, lo cierto es que es apto para todos los públicos. Desde principiantes hasta el nivel más avanzado, nadie está excluido de iniciarse en el entrenamiento funcional. No requiere gastarse mucho dinero en aparatos ni dedicarle gran cantidad de tiempo. Gracias a la intensidad de sus ejercicios, las sesiones de entrenamiento son cortas (alrededor de 30 minutos diarios), se pueden compaginar con otro tipo de entrenamientos ya que no son excluyentes y favorecen el trabajo en equipo.

Si quieres ponerte en forma, mejorar tu nivel físico o recuperarlo, no lo dudes y sumérgete en el entrenamiento funcional como alternativa y complemento a otro tipo de entrenamientos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies