Los peligros del running

Los peligros del running Noticias   Siempre hablamos de que el aspecto mental es uno de los factores fundamentales a la hora de practicar cualquier deporte, incluido el running, y abordar cualquier otra faceta de la vida. La manera en la que afrontamos el deporte es en muchas ocasiones un reflejo de la manera en la que nos enfrentamos a las dificultades de la vida. Por esa razón, no hay que olvidar los posibles peligros del running y su repercusión en nuestra vida.

Es evidente que el running se ha convertido en uno de los deportes de moda en los últimos años y al que se han acercado multitud de personas que nunca antes habían practicado deporte. Pero, en algunos casos, puede convertirse en una auténtica obsesión. Y ese peligro es el que plantea un documental sobre el mundo del running que el pasado sábado se estrenó en televisión. Se llama: Running, la gran obsesión. Aprovechando este estreno, te planteamos algunos de los peligros del running más habituales.

 

Peligros del running

Obsesión

Como todo en la vida, plantear un hobby o una afición como la única meta en la vida y vivir exclusivamente para ella, plantea serios problemas a largo plazo. Problemas cómo dejar de lado todo lo demás (trabajo, amigos, familiares y relaciones), convirtiéndolo en el único motor de nuestra vida.

Correr para huir de los problemas

Uno de los peligros del running no lo es cómo tal. Muchas personas tratan de huir de sus problemas poniendo todo su esfuerzo y mente al servicio de correr y correr sin pensar en otra cosa. Y como deporte de moda y sencillo de practicar, el running encaja perfectamente en ese medio de vida.

Adicción

Otro de los peligros del running es que, para algunas personas, puede llegar a funcionar igual que una droga .Todo se deja atrás. Solo existe correr y pensar en correr. Una especie de heroína natural y saludable que nos aparta de todo y de todos.

Riesgo de graves lesiones

Otro de los peligros del running desmesurado es físico. Si antes, poníamos de manifiesto los problemas mentales que puede plantear convertir un deporte en una obsesión, la otra cara es el riesgo de sufrir lesiones graves por el entrenamiento continuado y sin pausa hasta llegar a lesiones que nos pueden impedir desarrollar una vida normal. Una de las claves del éxito para practicar running, y otros deportes, es una correcta combinación entre ejercicio y descanso para que el cuerpo se recupere del esfuerzo realizado.

El running no es culpable de que algunas personas puedan llegar a obsesionarse con él. Pero siempre es bueno conocer los posibles riesgos a los que podemos enfrentarnos nosotros mismos o personas de nuestro entorno para poder evitarlo y seguir disfrutando de este maravilloso deporte.

2 comments

  1. Alex 4 Noviembre, 2016 at 13:30

    Hola

    Me quedo con la idea que cualquier afición o hobby no hay que tomarselo como una obsesión. Todo con moderación

    Gracias

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR