Correr con asma

| Martes, enero 20th, 2009 | No hay Comentarios »
Las dificultades respiratorias no impiden salir a correr, aunque habrá que extremar las precauciones

Las dificultades respiratorias no impiden salir a correr, aunque habrá que extremar las precauciones

Es bien conocido que los especialistas sugieren la práctica de una actividad deportiva, a los pacientes con diferentes patologías de enfermedades respiratorias, con el fin de oxigenar el organismo, y motivar una mejor calidad de vida del individuo, enfrentado cualquier contratiempo físico, y promoviendo el crecimiento de la autoestima en general. Practicar deportes es una importante manera de enfrentar una de las afecciones respiratorias mas comunes del planeta.

El asma es una de las enfermedades respiratorias mas comunes que afectan a personas en todo el mundo. Practicar deportes padeciendo asma es una inteligente forma de mantener a raya la enfermedad. Aunque muchos deportistas piensan que con una patología como el asma, no se puede competir a nivel profesional, se debe recalcar que la practica puede ser un obstáculo pero no un impedimento. Como en muchas otras patologías, todo depende del correcto tratamiento que se realice.

Asma

En los detalles de la enfermedad, encontramos que el asma es una patología crónica que se manifiesta en el sistema respiratorio y se caracteriza por vías aéreas hiperreactivas, un incremento en la respuesta broncoconstrictora del árbol bronquial. Las vías aéreas más finas disminuyen ocasional y reversiblemente de calibre, la principal razón es por contraerse su musculatura lisa o por ensanchamiento de su mucosa al inflamarse y producir mucosidad. Generalmente, esto sucede en respuesta a uno o más factores desencadenantes como la exposición a un medio ambiente inadecuado, como frío, húmedo o alergénico, el ejercicio excesivo, esfuerzo en pacientes hiper-reactivos, o el estrés emocional.

Profesionales con asma

Si bien muchos piensan que sufrir de asma es un impedimento para desarrollarse profesionalmente, basta con ver los porcentajes de atletas en los juegos olímpicos para comprobar lo contrario. El cinco por ciento de los atletas que participan en una olimpiada sufre de asma. Esto demuestra que no es una enfermedad que incapacite a la persona si se trata de una forma correcta.

En realidad el secreto se encuentra en el buen tratamiento con que se encara la enfermedad. De este modo un buen tratamiento, correcto y acertado definirán una mejor calidad de vida.

Más articulos populares sobre este tema

Responder