Consejos para cuidar los pies en verano

Los pies son una de las herramientas imprescindibles para correr ya que soportan una gran cantidad de esfuerzo debido a los continuos impactos contra el suelo a los que se ven sometidos. De esta manera, cuidar los pies es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta por un runner. Sobre todo durante el verano.

Las altas temperaturas, el calor y la humedad en determinadas zonas provocan que los pies, y el resto del cuerpo, sufran de una manera diferente a como lo hace el resto del año. Pero todo tiene solución en el deporte. A continuación, te recomendamos algunos consejos importantes a seguir para cuidar los pies en verano de forma correcta y no morir en el intento.

Consejos para cuidar los pies en verano Entrenamiento Métodos de entrenamiento   Consejos para cuidar los pies

No correr descalzo

Con el aumento de las temperaturas que se sufren en verano, lo normal es desprendernos de toda la ropa posible para sentirnos más frescos y ligeros. Para hacer vida normal es una solución perfecta pero a la hora de correr puede provocar la aparición de multitud de rozaduras, pequeñas quemaduras, heridas y ampollas que dificultan tanto el entrenamiento como la vida cotidiana. Por tanto, es recomendable salir a correr con calcetines lo más ligeros posibles y que transpiren correctamente. Son especialmente recomendables los de tejidos sintéticos para conseguir que expulsen el sudor rápidamente.

Combatir el sudor

En verano siempre buscamos la forma de refrescarnos para luchar contra el calor. Para cuidar los pies ocurre lo mismo. Las altas temperaturas provocan que los pies suden mucho más y una de las formas de evitarlo más eficaces es aplicar un poco de polvos de talco entre la piel y los calcetines para evitar los efectos del sudor.

Cuidado al correr en la playa o en montaña

Los destinos más habituales de las vacaciones de verano son la playa y la montaña. Si sales a correr en la playa es importante tener en cuenta que es un lugar increíble para practicar running pero con mucha precaución debido a la superficie irregular de la misma que puede provocar esguinces y torceduras inoportunas. En la montaña, exactamente lo mismo.

Airear

Después de correr, recuerda quitar rápidamente las plantillas de las zapatillas para que puedan airearse correctamente y eliminar así la humedad.

Hidratación

Si beber agua es importantísimo durante el verano para combatir los efectos del calor, para cuidar los pies es conveniente tenerlos bien hidratados. Una fórmula sencilla y eficaz para hacerlo es aplicar alguna de las numerosas cremas que existen, tratar los pies por la noche con ellas y así estarán correctamente hidratados y listos para trabajar.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies